viernes, 23 de septiembre de 2016

En la calle hace mucho frío

"Fuera hace mucho frío". Es una expresión periodística que dicen los más veteranos de las redacciones. La escuché por primera vez en enero de 2010. En aquel momento después de dos años trabajando en Sportyou.es decidí dejar la redacción de ese diario digital para buscar un destino nuevo.

En aquel momento todavía estaba en cuarto de carrera y supuse que no tardaría en encontrar una beca (como así fue 4 días después de irme). Me parecía honesto conmigo, y con la persona que me pagaba, cambiar de aires cuando la motivación no era la adecuada para dar lo mejor de mí en el día a día. Acomodarme no va conmigo, y menos hace seis años.

Seis años después en mi nueva búsqueda de trabajo (Los motivos son otro tema...) he descubierto a qué se refería Elías Israel cuando me dijo "Fuera hace mucho frío". He mandado el CV a 15 personas cercanas que consideraba, o considero, pueden ayudarme a encontrar algo. O al menos que creo se merecen estar informadas por mí directamente de mi nueva situación laboral, y más cuando es bastante 'especial'.

De esas 15:

  • 1 Me llamó para preguntar sobre el tema. Mil gracias por tu conversación para darme fuerzas. 
  • 3 Respondieron al mail interesándose y ofreciendo su ayuda dentro de sus posibilidades
  • 1 Mandó un Wachapp.

De las otras 10 no sé nada. Y no les culpo. Recuerdo cuando yo estaba en algún trabajo y algún compañero de facultad te escribía o te decía algo... y no sabías que responder. "Si me entero de algo te aviso", "Aquí nada pero lo mismo prueba en este otro sitio", "Mándame el CV y se lo doy directamente al responsable a ver...", etc,etc.

Vamos. Que aunque estamos en otoño ya sé que fuera hace mucho frío. Toca lo de siempre. Seguir peleando.

=====================================================
Hoy saca disco nuevo Dani Martín.
Los Charcos
Lucharás por no perder la paciencia 
Con este idiota que cien veces naufragó
Y tendrás que pintarme las estrellas 
Cuando el cielo no las saque por temor
Y en los charcos saltaremos tu y yo 
En los charcos saltaremos tu y yo

miércoles, 31 de agosto de 2016

Una posesión con Calderón... 8 años después

Hoy José Manuel Calderón ha anunciado que deja la selección española de baloncesto. Decisión lógica y que demuestra mucho de él. Un jugador diferente, como se vio durante los Juegos Olímpicos de Rio 2016 con su actitud en el banquillo. Intachable. Edu Schell, maestro-amigo-gurú refleja lo que muchos pensamos de 'Calde'. Siempre en mi equipo.

He tenido la enorme fortuna de coincidir con él varias veces, en Toronto, en Extremadura en su Campus, en Dallas mientras estaba en los Mavericks y en Madrid. Hace 8 años él era un jugador llamado a liderar la selección... y lo hizo, y yo era un periodista que daba sus primeros pasos en el periodismo online en Sportyou. Salió algo así. Pero mi recuerdo es tremendamente positivo, como su cordialidad.


#GraciasCalde.

martes, 16 de agosto de 2016

Los bases argentinos en el punto de mira

Anoche España ganó a Argentina en los Juegos Olímpicos y logró clasificarse para los cuartos de final. En un partido bastante 'gris' de los jugadores altos albicelestes por culpa de un chaval llamado Pau, destacaron los dos bases; Campazzo y Laprovittola, junto al eterno Manu Ginobili.

La pasada temporada pude hacer un reportaje para Clubbers con la pareja de la Liga Endesa que dirige la selección y hablar de las características de ese puesto, el 'uno' argentino, con un histórico como Lucas Victoriano. Así son los 'armadores' argentinos.

viernes, 22 de julio de 2016

Spartan Race... o algo para hacer una vez en la vida, o más.

Falta casi un año para que se celebre la Spartan Race de Madrid de 2017 y ya han salido las inscripciones a la venta. No tardarán en volar, aunque tranquilos que habrá hueco para todos. No se sabe todavía el lugar exacto donde los espartanos tendrán que pasar las diferentes pruebas y ponerse hasta arriba de barro, pero eso es lo de menos.



La experiencia Spartan es algo más que ponerse unas zapatillas y correr. Haber ido a dos carreras, a trabajar en una de ellas y otra de participante sin más, me sirvió para comprobarlo en persona. Es una carrera cara, en torno a 60€ pero vale lo que pagas. Bien organizada y señalizada, con buenos 'regalos' y totalmente diferente a otro tipo de eventos, aunque cada día hay más 'competiciones' de este tipo. 

El único problema puede ser el tema duchas, que suele resumirse a un camión cisterna y manguerazo, pero mejorar este aspecto es tremendamente complicado para los organizadores. Si te gusta el deporte y correr, acudir a una Spartan es algo que recomiendo hacer una vez en la vida...y posiblemente repitas.

Justo el día que comenzaban las inscripciones de la Spartan Race Madrid se anunciaba  la fecha del inicio de venta de dorsales para la San Silvestre (15 de septiembre). Una cita casi obligatoria para los aficionados a eso de echarse a correr por las calles de Madrid. Poco a poco la Spartan gana ese status entre los 'runners' madrileños-españoles.

miércoles, 29 de junio de 2016

Fin al curso baloncestístico 2015-2016

A comienzos de octubre decidí hacer un paréntesis en mi trabajo en la redacción de MARCA rumbo a una aventura en Movistar +. Fue una decisión complicada pero tenía claro que era el mejor momento para aprender televisión en el mejor lugar para hacerlo. Además con el baloncesto de por medio.

 En esta temporada he disfrutado contando el récord de los Warriors en Generación NBA +, la remontada de los Cavaliers en 'The Finals', una Liga Endesa muy emocionante con sorpresas como la del Fuenlabrada... y sorpresas menos bonitas como la del Estudiantes en Clubbers y repasando todos los viernes lo mejor de la Euroliga en Eurofigthers. También he podido hacer algo de NCAA y de otros deportes en ocasiones puntuales. Una pasada.
Una foto publicada por Daniel Senovilla (@dsenovilla) el
He viajado por media España gracias a la confianza de mis jefes y compañeros para acercar a los espectadores de Movistar+ lo mejor de la ACB. Con el fin del baloncesto acaba la temporada y llega la incertidumbre. Toca aprovechar el verano para cargar las pilas y prepararse para el próximo curso y lo que venga.

Como siempre, lo mejor está por llegar.

pd: Sintonia para el verano



jueves, 12 de mayo de 2016

El Deporte Mata... ¿Y el fofisanismo?

Leía el otro día, recomendado por 'mi hermano' David Blay, un post de Ángel Sanz titulado Hacer deporte mata. Ángel es una auténtica referencia en el mundo del deporte, formación, marketing, conferencias... todo junto. Sabe bien de lo que habla y tiene mucha razón.

Rescato este fragmento de su blog:

Y así, de repente, en pocos años, tenemos las calles llenas de gente corriendo, ofertas diferentes de pruebas deportivas, miles de carreras populares disponibles, pero también, tasas de mortalidad en estas carreras nunca vistas, muchísimas más lesiones, corredores presentándose a carreras de resistencia sin la preparación adecuada y mensajes como "no hay barrera que no puedas superar" o  "todo es posible si lo quieres lo suficiente" que hace que nos olvidemos de que esto del deporte es una herramienta para conseguir un fin y no un fin en si mismo.

Y tiene mucha razón. Muchísima. De este asunto fue algo de lo que hablamos durante el Maratón de Madrid. Lo malo que es el deporte, y lo bueno que puede llegar a ser. La parte positiva de esta fiebre del running y todo lo que le acompaña, más allá del hábito saludable si no se cae en la enfermedad, es la herencia que se deja a los que vienen por detrás.

Yo nunca, o casi nunca, vi a mi padre hacer deporte. A  mi generación y la anterior a la mía nuestros progenitores nos inculcaron valores, pero no a través del deporte, el ejercicio y el 'fofisanismo', si queremos llamarlo así. Ahora muchos de mis conocidos con hijos les enseñan a los que vienen por detrás lo importante del esfuerzo, constancia y sacrificio gracias a una vida saludable basada en un deporte practicado de manera sostenible. No hace falta preparar y hacer un maratón para ello; con un par de días a la semana de pilates, spinning, baloncesto, o carrerita por el parque, sobra.

Quiero pensar que este 'boom' tendrá una onda expansiva dentro de unos años en forma de cultura deportiva, más allá de practicar deporte. En un país en el que el fútbol eclipsa el resto de disciplinas, quizás gracias a la época que hemos vivido de éxitos polideportivos y esta locura de hacer deporte (En ocasiones en exceso) dentro de unas décadas no todo sean problemas de espalda y rodilla.

PD: Al hilo del tema, casi tres semanas sin correr por la rodilla... me quito 'el mono' con nadar y bicicleta, pero mentalmente no es lo mismo.

PD2: 12 de mayo, diluvia... y ya tenemos canción del verano.


domingo, 24 de abril de 2016

El último baile no salió bien

Es curioso. Me fueron mandando señales y no las supe o quise interpretar. Tenía claro que después del Maratón de Madrid jubilaba las zapatillas de larga distancia. Unas Asics Kayano 19 que compré hace exactamente dos años en unas vacaciones en Houston. Con la ilusión de estrenarlas cuando bajase de 95 kilos de peso. Finalmente las empecé a dar matraca con menos de 85 para preparar la media maratón de Lisboa. Mi primera media. Después vino la de Madrid, el Maratón de Valencia y otra media de Madrid. Por el camino muchos entrenamientos. Y kilómetros.

Para este maratón de Madrid las metí 443 kilómetros en cuatro meses. Hace unas semanas empecé a tener problemas en los isquios y mi 'fisio' me preguntó si había cambiado de calzado. Y no lo había hecho, pero debería. Encaraba el kilómetro 35 del Maratón de Madrid 'volando'. Unas buenísimas sensaciones, ritmo y tiempo y entonces la rodilla hizo chof. Un dolor similar al que ya había sentado antes. Punzante a la altura de la rótula y más fuerte cuesta abajo que cuesta arriba. Aquella vez fue una inflamación de la 'cintilla iliotibial'. Reposo, fisioterapia y cambiar de calzado... tras descubrir que era pronador.

Me tocó parar y acabar andando de la mejor manera posible. A falta de diagnóstico completo parece que con más de 800 kilómetros encima las Kayano han dejado claro que no quieren correr más. Mucho han aguantado. En el peor momento posible. Han dicho que ha sido su último baile.

PD: Contento de haber acabado pese a ser con muchísimo, muchísimo dolor, jodido de haber estado tan cerca de cumplir el objetivo y que un incidente lo evite tras tantos meses de trabajo. Toca seguir.

Quédate, cierra la puerta. 
Lánzame  contra las cuerdas. 
Luego desátame,  más de la cuenta. 
Déjame, no te arrepientas.

"